Buscar

Páginas Matutinas

Escribir es un canal poderoso para crear espacio entre tus pensamientos y acciones.


Usando la escritura del flujo de consciencia, el ejercicio de páginas matutina creado por Julia Cameron en “The Artist’s Way”, establece un proceso para despejar la mente y el readiestramiento de su enfoque.


Cada mañana, hay un momento en el que estamos medio despiertos, medio dormidos y no del todo conscientes. En ese momento, tenemos acceso a nuestra mente inconsciente y a nuestros mecanismos internos. Y pronto se habrá ido sin dejar rastro. Escuchar estas tiernas briznas de la mañana, nos permite conectarnos con nuestro mundo interior, con la parte más profunda de nosotros mismos que nos sirve de guía en nuestro camino de transformación.

Las páginas matutinas son una corriente de conciencia escrita en un diario, como la primera cosa a hacer en la mañana. Mantén tu diario junto a tu cama y tómalo mientras todavía estás medio dormido.

Comienza por anotar cualquier recuerdo que puedas tener de tus sueños. Al principio, puede que no recuerdes nada, o simples recuerdos de menor importancia; pero al hacer esto una y otra vez, vas a ir formando el músculo. Vas a enviarle un poderoso mensaje a tu cerebro: Estoy preparado para aceptar mis pensamientos y sentimientos inconscientes y acepto que cada vez más y más será revelado.

Desarrollarás una relación profunda y directa con tu yo interno.

A continuación, escribe 10 cosas por las que estés agradecido del día de ayer. Por lo general, nuestras mentes se centran en todo lo que no va bien, pasando por alto el hecho de que vivimos en un país pacifico y democrático.

Tu mente fácilmente se olvida que tiene grandes amigos, un lugar para vivir, comida para comer, acceso a la educación, un trabajo y libertad. Tómate el tiempo para dar gracias y apreciar todo lo bueno que ocurrió el día de ayer.


Luego viene la corriente de la escritura consciente. Escribe por lo menos una página, o tal vez dos. Escribe todo lo que se cruce por tu mente. Nada es demasiado pequeño, demasiado malo o tonto para anotarlo. Nadie va a leer esto ¡así que escribe todo! No te censures. Te sorprenderás de todo lo que sale de tu mente dulce e inocente. Escribe rápido o escribe lentamente. Encuentra un ritmo que funcione para ti.

Escribe también todas las cosas que te hayan enojado o las cosas feas; o de lo contrario, se interpondrían en tu camino para que des lo mejor que ti. Al hacer las páginas matutinas, sacarás todos esos pensamientos reprimidos de tu sistema para que puedas vivir tu vida y darte cuenta de que tú no eres tu mente y ni tus pensamientos. Eres un ser espiritual en un mundo material, avanzando hacia la vida que te mereces, que es la vida que realmente viniste a vivir aquí.

Vigila tu respiración. Vigila tu mente. Es como una meditación. Quédate quieto y simplemente deja que todo pase de tu mente al papel.


Extraído de “The Artist´s Way: a Spiritual Path to Higher Creativity” – por Julia Cameron.


124 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Soltar.