Buscar

“No permitas que se extinga tu fuego…."

Actualizado: oct 24

…No permitas que perezca el héroe que llevas en tu alma… Revisa la naturaleza de tu batalla. El mundo que deseas puede ser ganado, existe, es real y posible; es tuyo”.

Ayn Rand


Cada vez que me encuentro con alguna frase de Ayn Rand, se dispara en mí una fuerte conexión con quien realmente estoy siendo.

Convencida que todos podemos, si queremos, llevar la vida que soñamos. ¿Es esto fácil? No lo creo. ¿Es posible? Sí. Implica mantenernos en un viaje constante de autoconocimiento. De conocer valores, de revisar creencias.

Estamos en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo; el tan famoso mundo VICA que escuchábamos hace un tiempo, es el que estamos viviendo. Y debemos adaptarnos para sobrevivir. Pero esto no significa renunciar a nuestros sueños y vivir una vida en piloto automático, repitiendo día tras día una vida sin sentido.


Como seres humanos, estamos llamados a preservar nuestra paz interior, para lograr alcanzar la vida gloriosa que deseamos.

Y allí podemos llegar cuando revisamos nuestros miedos, nuestros dolores. Solo sucede que hoy, estos están siendo mayores que nuestra esperanza. Solo podemos avanzar si los atravesamos, que es distinto a enfrentarlos. El camino es escuchando qué nos pasa a nosotros.

Y luego pasar a la acción, porque de nada nos sirve teorizar, si no generamos un HACER distinto.

Los invito a la reflexión ¿cuántas veces decimos un SI, cuando en realidad queremos decir NO? Cada vez que nos escuchamos diciendo SI, nos preguntaremos: ¿este SI, es un NO para mí?. Un SI que en realidad representa menos tiempo para nosotros mismos, o quizá no dedicar tiempo a aquello que deseamos hacer, o menos descanso, o tal vez postergar aquel libro que queremos empezar a leer hace tanto tiempo…

¿Cuál es “tu miedo”? ¿Cuál es “tu creencia” que te impide decir NO?

La conexión con nuestro interior, es la llave para empezar a vivir la vida que siempre soñamos.

Estela Pirra

67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Soltar.